• Hoy 8 - Zárate - 9.2° / 13.8°
    • Nublado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 64%
  • Prometen apurar las obras y ayuda a los damnificados por el temporal

    14/4/2021

    El ex presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ríos, asumió recientemente al frente de la secretaría de Desarrollo Territorial e Infraestructura municipal; un nuevo cargo creado prácticamente a su medida y en la que se propone la relación institucional con la comunidad y la vinculación de tales tareas con nuevas obras en marcha que mejorarán la infraestructura de distintos vecindarios.
    Pero al poco tiempo de hacerse cargo de dicha área, ocurrió la histórica inundación de Villa Florida del fin de semana pasado. La situación de una veintena de familias quedarán en las páginas más lamentables de la historia de la ciudad ya que, como coinciden muchos vecinos y los propios funcionarios municipales reconocen se podría haber evitado o menguado la gran cantidad de agua que desbordó calles y veredas hacia “El Bajo”, inundando casas de Sargento Cabral y parte del Pasaje Chaco.
    “La obra de desagües y entubamiento sufrió un atraso por la pandemia. Además se trata de una obra en pendiente y muy compleja, sobre todo el cañadón del Urquiza. Por lo tanto ahora el intendente quiere que la empresa acelere lo más que pueda las tareas para que, en vez de cuatro meses, se puedan concluir en la mitad del tiempo por la urgencia de los vecinos y la posibilidad de otras lluvias de intensidad”, expresó el secretario de Desarrollo Territorial e Infraestructura municipal, Ariel Ríos.
    “Los vecinos tienen razón, de nuestra parte consideramos que no se podría haber evitado por las consecuencias de un fenómeno climático de esta magnitud, pero sí se podría haber atenuado de parte de este Ejecutivo municipal con mantenimiento y obras de infraestructura. Estamos en pandemia y los tiempos se retrasan pero nunca dejamos ni dejaremos de estar”, se sinceró Ríos.
    LAS RAZONES DE LA INUNDACION
    El diagnóstico municipal es el siguiente; en principio la gran cantidad de agua que cayó en muy poco tiempo; que provocó la saturación de bocas de tormenta y zanjas. Funcionarios municipales estiman que en media hora, en el pico de las precipitaciones, cayeron entre 30 y 40 milímetros.
    Luego que no se mantuvo ni se invirtió en la compuerta que se ubica en calle Justa Lima, aquí es donde se hacen cargo de lo relacionado a su gestión. Pero luego culpan a la pandemia, dado que impidió realizar un mantenimiento adecuado durante todo el año pasado; razón por la cual hoy existen muchos conductos obstruidos desde calle 7 de Julio hacia el río.
    En base a tal diagnóstico se le pidió a las empresas, Tawara y Civial que tienen injerencia en obras en diferentes tramos del cañadón del ex ferrocarril Urquiza, que por un lado refuercen y coloquen un sistema de regulación en la compuerta debajo del puente de calle Justa Lima. En segundo término, acelerar los plazos de obra del entubamiento y proceder a la limpieza urgente de los desagües de 7 de Julio hacia el río.

    Se consensuó un plan de trabajo

    La subsecretaria de Infraestructura municipal, arquitecta Yanina Pata, confirmó que se comenzará un plan intenso de trabajo en Villa Florida en función de la decisión del propio intendente.
    En principio se trabajará en la compuerta debajo del puente de calle Justa Lima, luego se realizarán tareas de desobstrucción de zanjas hacia el río y Aguas de Zárate terminará antes del fin de semana una obra de recambio de viejas tuberías de agua en la calle Sargento Cabral, en la cuadra más perjudicada, hasta San Lorenzo.
    “Cuando termine Aguas de Zárate, arrancará la empresa Cival con la pavimentación de esa cuadra; dependiendo siempre del estado del terreno. Una vez que termine la empresa Civial de pavimentar esa cuadra, el área de Servicios Públicos ingresará a Pasaje Chaco para mejorar todo ese pasaje que también se inundó. Se trata de un pequeño tramo en forma de letra “ele” que se ubica en la barranca. Allí se construirá un microaglomerado en frío. A la par, seguiremos limpiando el cañadón para que el agua fluya mejor y ayer varios cooperativistas trabajaron en el lugar para sacar, a mano, el barro y la tosca de los patios de las viviendas perjudicadas”, ratificó la funcionaria municipal.
    “Durante toda esta semana también seguiremos con la limpieza de sumideros, zanjas y calles de toda Villa Florida, en un trabajo mancomunado entre el municipio y cooperativistas”, agregó la profesional, quien adelantó que se harán reportes diarios a todos los vecinos para que sepan del avance de obras y de este plan de abordaje territorial en uno de los barrios más castigados tras la última lluvia.

    Ayuda a damnificados

    Finalmente, confirmaron que el área de Desarrollo Humano ya realizó un relevamiento en el barrio, anotando a todas las familias damnificadas por las inundaciones, como forma de hacerse cargo de la responsabilidad como Estado municipal por las obras inconclusas y las dilaciones de tiempo.
    En este sentido comentaron que se evaluará, caso por caso, y se analizará la mejor forma de llevar colaboración monetaria o en especie dado que muchas familias perdieron elementos onerosos, como cocinas, heladeras, lavarropas y otros muebles. Hasta el momento la lista confeccionada incluyó a veinte familias; la mayoría de calle Sargento Cabral y Pasaje Chaco.

    A %d blogueros les gusta esto: