• Hoy 7 - Zárate - 12.2° / 17.8°
    • Despejado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 59%
  • Aviones hidrantes combaten incendios en la zona insular

    14/1/2022

    Desde hace varios días que los vecinos de Zárate padecen la presencia de una densa capa de humo que a muchos les ha generado irritaciones en las vías respiratorias a raíz de los incendios en la zona insular. Esto tiene que ver con la presencia de viento que arrastra esas emanaciones provocadas por la combustión de pastizales y vegetación hacia la zona urbanizada. De hecho, también se pudo advertir la presencia de cenizas en la calle, techos y terrazas, que provienen de las grandes quemas.
    Al impregnante olor característico del humo de la quema de pastizales, se suma la afectación en la visibilidad, tanto en Ruta 9 como en Ruta 6 y Ruta 12, donde la visión para los automovilistas se vio afectada ante la densa humareda.
    Desde el Cuartel de Bomberos Voluntarios de Zárate detallaron ayer que dos aviones hidrantes se encontraban trabajando para apagar el fuego en la zona de los campos de Arauco, ubicados frente al Canal Yrigoyen, entre los ríos Paraná y Talavera.
    Si bien no se destinó personal para el combate contra el fuego en el territorio, si se dispusieron tres camiones cisterna para abastecer las naves.
    Se trata de una zona de humedales del área insular que se vio afectada por las llamas y al cierre de esta edición continuaban con las tareas para sofocar el fuego.
    Durante el miércoles, Brigadistas nacionales y personal de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe trabajaron por tierra y aire para lograr extinguir nuevos incendios registrados en las últimas horas en las islas del delta del río Paraná según informó ayer la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos, que no descartó nuevos focos en la zona por el intenso calor. Esta situación se enmarca en un escenario de altas temperaturas que favorecieron la generación de los focos ígneos y su expansión.
    Si bien la gran sequía que se registra representa un factor determinante para la generación de los incendios, lo cierto es que también existe desde hace tiempo una peligrosa práctica llevada a cabo por productores agropecuarios de la zona insular que utilizan este método de “quemas controladas” para acabar con la mala vegetación y permitir así el crecimiento de nuevas pasturas para el ganado.
    Lo cierto es que en muchos casos, estas acciones terminan saliendo de control y afectando grandes áreas de humedales, poniendo en riesgo la vida de animales autóctonos y destruyendo importantes ejemplares de la vegetación necesaria para garantizar la biodiversidad de la zona.

    A %d blogueros les gusta esto: