• Hoy 27 - Zárate - 12.9° / 13.9°
    • Lluvia
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 85%
  • Destacan un programa que se implementará en Zárate

    12/4/2010

    En una nota editorial del diario La Nación se plasma un reconocimiento y se elogia al programa de Extensionismo Jurídico Vecinal, que con perseverancia y esfuerzo la Universidad de Lomas de Zárate viene llevando adelante desde hace cuatro años en el conurbano bonaerense y que a partir de este año se instrumentará en Zárate con el aporte de docentes y graduadas locales.
    El programa de Extensionismo Jurídico brinda soluciones concretas en materia de resolución de conflictos y casos de menor cuantía a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.
    El programa, creado por la organización chilena Forja e introducido en la Argentina por la mendocina Favim en los primeros años del nuevo siglo, se comenzó a aplicar en el conurbano bonaerense a fines de 2006. Hasta ese momento no existía la posibilidad de que los propios vecinos pudieran ocuparse de los conflictos entre sus conciudadanos, lo que impedía el acceso a la Justicia o la resolución pacífica y amigable de muchas controversias en la zona más poblada del país.
    El programa de Extensionismo Jurídico, impulsado por la Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, ya capacitó a casi 120 personas de las localidades de Esteban Echeverría y La Matanza, y egresaron del curso de capacitación, de cuatro meses intensivos, 60 estudiantes. De estos alumnos diplomados, 30 están al frente de los 14 consultorios de extensionismo que atienden casos que involucran a poblaciones en situación de vulnerabilidad y funcionan de manera gratuita en organizaciones de base con permanente presencia territorial. En los dos primeros años, estos consultorios canalizaron casi 950 casos. El 60 por ciento fueron resueltos por los propios extensionistas en los consultorios, aliviando al sistema de justicia. El 30 por ciento encontraron solución en los abogados tutores del programa y el 10 por ciento restante fue derivado a instituciones sociales para su patrocinio.
    De esos 950 casos, 30 por ciento correspondieron a derecho de familia, 16 por ciento a derecho laboral, 16 por ciento a derecho penal, 12 por ciento a seguridad social, 12 por ciento a vivienda, 5 por ciento a derechos del consumidor, 3 por ciento a identidad (falta de documentación personal), 3 por ciento a problemas barriales, 2 por ciento a salud y uno por ciento a deudas.
    La ausencia de estos consultorios impedía el acceso a la Justicia de amplios sectores de la población que no pueden abonar los honorarios de un profesional. La iniciativa también ayuda a la paz social, pues por lo general los casos conducían a situaciones violentas, traumáticas o trágicas. De esta manera, en dos años, por lo menos 2000 personas vieron resueltos sus conflictos a través de la mediación, evitando su judicialización.
    Pablo Vellani, el coordinador del programa y titular de la Secretaría de Extensión Universitaria, destacó el doble valor del programa, porque lleva soluciones concretas a la gente y, al mismo tiempo, realza el rol de vecinos que al convertirse en extensionistas jurídicos pasan a cumplir una función activa de servidores públicos altamente reconocida por su comunidad. El programa de Extensionismo Jurídico, acompañado por la Fundación Avina, es un ejemplo que podría ser imitado por otras altas casas de estudios como una manera concreta de llevar conocimiento aplicado a las necesidades concretas de los habitantes y como forma de resaltar el papel de la universidad en su sentido social, mejorando las condiciones de vida de la comunidad, haciendo valer el Derecho y revalorizado la Justicia.
    Este programa que la Universidad de Lomas de Zamora ha convertido en una acción estratégica de extensión universitaria podría llegar a cientos de miles de personas si los gobiernos locales, provinciales o el nacional lo transformaran en política pública.