• Hoy 26 - Zárate - 14.2° / 15°
    • Lluvia
    • Presión 1009 hpa
    • Humedad 98%
  • Sanean basural clandestino en Barrio Smithfield

    15/1/2011

    Estaba oculto entre una arboleda cercana al complejo ferroviario Zárate-Brazo Largo, en un rincón de calle Caseros y Teodoro Fels. Sobre una superficie de más de cien metros de extensión quedan ahora algunas huellas de lo que fuera un importante basural clandestino. Allí se arrojaron por años residuos que se fueron acumulando hasta alcanzar una altura de dos metros en algunos sectores del predio. Tomó una semana retirar los deshechos.
    A escasa distancia, elevado en la superficie, se encuentra el asentamiento irregular erigido sobre un terreno custodiado por Gendarmería. El mismo comenzó siendo de escasas viviendas pero creció considerablemente en los últimos años.
    Ambas problemáticas, con relación directa, fueron motivo de constantes reclamos por parte de los vecinos de barrio Smithfield durante el año pasado. Días atrás, se reunieron con el presidente del Concejo Deliberante, Aldo Morino, el director de Relaciones con la Comunidad, Rosario Bay, y el responsable de Respuestas Rápidas, Jorge Blanco, a fin de que recorrieran la zona y tomaran cuenta de la gravedad de la problemática.
    “Era una vieja queja que nadie atendía”, expresó Blanco a LA VOZ, “fue un desafío y por eso acepté realizar el trabajo, lo hicimos y podemos decir que fue satisfactorio el resultado”.
    Las tareas demandaron cinco días de jornadas completas, comenzaron el lunes y finalizaron ayer en la tarde. “Nos retiramos tranquilos, con la satisfacción de haber cumplido, hoy el lugar está limpio, ahora le tocará mantenerlo a los dueños, porque es un terreno privado, a Gendarmería y a la gente del asentamiento”, agregó Blanco.
    Sobre los trabajos ejecutados, el funcionario municipal informó: “hicimos un trabajo muy importante, movimiento de suelo, derrame y tala de árboles para poder hacer un camino con tosca que trajimos de distintos lugares para que la maquina pudiera pasar a sacar la basura”.
    Si bien no pudo indicar la cantidad de basura sacada del lugar, Blanco señaló que “para que se hagan una idea, en algunos lugares la altura de los residuos llegaba a los dos metros en una extensión de casi cien metros, así que fueron varios camiones los que sacamos”.
    Según indicó el funcionario, al trabajo de remoción ayudó mucho el hecho de que hubiese en el lugar mucho material orgánico, el mismo fue enterrado. El resto, fue retirado y arrojado al basural de Concaro.
    “Esto provocaba inconvenientes a todo el mundo, no solo a los vecinos de Smithfield sino a los propios habitantes del asentamiento y al resto de la comunidad porque había muchas ratas que podrían haber transmitido cualquier tipo de enfermedades”.
    Un sector del predio no pudo ser saneado debido a la imposibilidad de acceso de la máquina retroexcavadora municipal y el riesgo de derrumbe. Al respecto, Blanco informó que el propietario del lugar, una empresa constructora de la zona, se comprometió a hacerlo.
    “Es un sector muy chico comparado con el resto que hicimos, quedó así porque no pudimos acceder y porque no tenemos una maquina para hacerlo, por eso uno de los propietarios del lugar se comprometió a conseguir una retroexcavadora especial para sacar lo que queda”, concluyó Blanco.

    Maquinaria trabajando en el lugar