• Hoy 29 - Zárate - 12.9° / 14.5°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 52%
  • Sólo tres móviles policiales patrullan la ciudad

    6/8/2011

    La inseguridad creciente más la falta de móviles torna a la situación prácticamente “insostenible”. Arrebatos; “escruches”, modalidad delictiva que consta en el ingreso de delincuentes a viviendas en el horario en que no están las familias; intentos de robos de vehículos y hasta salideras bancarias.
    En este contexto, la gestión policial de la Comisaría Primera y de la Jefatura Distrital, realizan esfuerzos para cubrir todas las demandas vecinales en materia de seguridad. Asimismo, deben cubrir infinidad de tareas que los alejan de sus actividades diarias de patrullaje.
    En la actualidad hay efectivos afectados a la correspondencia, al envío de documentación a la fiscalía; casos en donde policías realizan tareas en otros distritos para llevar a cabo allanamientos en conjunto y traslados a las comisarías de Campana o Garín, donde funcionan calabozos para alojar a los detenidos temporalmente.
    Cuando se reanude el torneo de Primera División “C” varios efectivos estarán afectados a estas tareas “de cancha”, cuando Defensores Unidos juegue de local; también deben cubrir eventos públicos en Costanera y el propio jefe distrital estuvo dirigiendo los operativos de prevención en la localidad de Escalada. Acompañan a los agentes de Tránsito cuando éstos lo requieren para hacer controles vehiculares y además están en los operativos de nocturnidad, en la concentración y desconcentración de los que asisten a los boliches.
    Para todas estas tareas en Zárate, hay entre 3 y 5 móviles. Están disponibles cuatro propios de la Comisaría Primera y uno que aporta la Distrital; cuando no se rompe alguno. Claro que está la Dirección de Prevención Urbana (DPU), pero solamente aporta de cuatro a tres móviles, dependiendo del horario.  Más allá de esto, el mismo secretario de gobierno, Ariel Ríos, reconoció esta situación y la falta de móviles, manifestando que “si no fuese por la DPU, directamente el personal policial andaría a pie”.

    Patrullaje y prevención
    Zárate está dividido en siete cuadrículas de patrullaje y la séptima es una amplia que abarca desde la calle Pellegrini hasta barrio Bosch. Dada esta situación la fuerza debe tratar de cumplir con las tareas de patrullaje y de prevención del delito en esas siete zonas; donde lo ideal, según la propia fuerza, sería que haya 12 o 14 móviles en funcionamiento y todo el tiempo en la calle. Además de la cobertura de las otras tareas administrativas antes detalladas, a las que muchas veces no puede rehusarse la fuerza. Sin ir más lejos, en la madrugada de ayer había un solo móvil para cubrir toda la ciudad, el resto estaba afectado a operativos en Pilar y en Moreno.
    “Estos ojos tecnológicos, junto a la participación ciudadana, nos permite tener información para seguir adelante e ir combatiendo la inseguridad, la droga, desmantelando desarmaderos”, expresó el gobernador Scioli tras inaugurar las cámaras de seguridad a fines de septiembre del año pasado. Sin embargo, mientras el propio Gobierno bonaerense no siga haciéndose cargo de la seguridad con firmeza, en distritos con más de cien mil habitantes y con una complejidad social como la que tiene Zárate, poco podrán hacer las gestiones policiales en cuanto a patrullaje y prevención con la administración de sus recursos genuinos.

    Nuevos moviles
    El Ejecutivo municipal fue uno de los que se dio cuenta de esta situación y entonces implementó el programa “Acciones en Red”, creando la DPU e instalando la Sala de Situación, con las cámaras.  No obstante sus representantes se dieron cuenta de que quizás con esto no alcanzaba, y luego de esperar casi seis meses para que un efectivo policial pueda acompañar al miembro de la DPU en los móviles, se reunió con autoridades del Ministerio de Seguridad y firmó un convenio para adquirir patrulleros, y luego entregárselos a la Comisaría Primera para su utilización.
    El convenio firmado se denominó “de Fortalecimiento Logístico” y posibilita la llegada de nuevos patrulleros adquiridos por el Municipio y con financiamiento provincial, a través de la descentralización de su compra. Tres de las primeras unidades móviles  de este convenio firmado este año con el Gobierno provincial ya fueron adquiridas y otras tres VW Voyage se encuentran a la espera de acondicionamiento especial por parte del Ministerio de Seguridad y Justicia para ser entregados a las fuerzas policiales del distrito.
    Si bien los vehículos son de propiedad municipal y su mantenimiento es responsabilidad de la Comuna, serán utilizados por la policía local.   Para Zárate habían sido contemplados cuatro automóviles y cinco camionetas, además de los tres vehículos ya adquiridos.  Estos tres nuevos patrulleros están siendo ploteados y blindados por talleres homologados por la Provincia y, de acuerdo a lo informado, a mediados de este mes comenzarían a patrullar. El resto se encuentra en una “avanzada etapa administrativa para la pronta entrega”. Claro que tampoco la Provincia se hará cargo del combustible y del mantenimiento, sino que será el propio Municipio quien lo hará. Por esta razón, se le pide al Concejo Deliberante una tasa de seguridad para mantener a la DPU y a estos nuevos patrulleros.
    Muchos hablan de que se está “municipalizando la seguridad” y que la comuna se está haciendo cargo de una obligación que debe cumplir la Provincia; lo cierto es que más allá de la solicitud de implantar una nueva tasa de seguridad, el patrullaje y la prevención en la ciudad hoy no se están cubriendo por la falta de recursos provinciales que faltan para sostener el accionar de toda la estructura policial del distrito.

    No alcazan los patrulleros.