• Hoy 27 - Zárate - 13.5°
    • Nublado
    • Presión 1006 hpa
    • Humedad 94%
  • Distintas especulaciones sobre la conformación del Concejo Deliberante

    23/8/2011

    En diciembre se renovarán nueve bancas en el Concejo Deliberante, cuatro de las cuales pertenecen al Frente para la Victoria- Partido Justicialista.
    Pedro Bassi será uno de los que abandonará su rol político en el recinto, al igual que el limeño José María Orlando y Raúl Ciliberti. El primero de ellos ya perdió la interna del Fpv, quedando anteúltimo en una lista de seis precandidatos. Orlando iba en la lista de Matilla, de la Agrupación Pablo Prader, y al perder la interna también quedó fuera de carrera para renovar su banca. A quien también se le termina su carrera política es a Raúl Ciliberti, de la Agrupación Pablo Prader, y al edil Gustavo Coria, del Partido Justicialista. Coria iba como primer concejal en la lista de Leonel Soto y está identificado con la línea peronista del ex Intendente Omar Bernués. Al perder las internas, perdió su chance de pelear por la renovación de su banca.
    Los dos únicos concejales que quedarían con el sello del Partido Justicialista y del Frente para la Victoria son Héctor García Cosentino, el último bastión de la Agrupación Pablo Prader referenciada en el sindicalista metalúrgico Abel Furlán, y Roberto Huergo, hoy vicepresidente del PJ local.
    En tanto, quien saldrá fortalecido en un hipotético escenario electoral como el de primarias pasado, sería el oficialismo municipal ya que mantendrá a cuatro ediles, Rodrigo García Otero, Aníbal Fumaneri, Aldo Morino y Ana Laura Allemann y calculan que ingresen, por lo menos, dos concejales. A pesar de que perderían a Graciela Bazzana, la arista que se acopló en el 2009 al bloque de Nuevo Zárate.
    La otra fuerza que perderá fuerza será el Partido Socialista y el GEN, ya que resignarán sus bancas Roberto Sciarretta, Manuel García Blanco y Enrique Lasaga. Ellos tres ingresaron en lo que era el Acuerdo Cívico y Social en el 2007, que catapultó al gobierno municipal a Cáffaro.  Cuando el actual intendente decidió apoyar al gobierno kirchnerista, ellos tres se abrieron volviendo a sus partidos originarios pero actuando como un interbloque dentro del HCD.
    Por último, la concejal que también culmina su camino político es Florencia Depratti, que había quedado por la línea del “peronismo disidente”. Junto a Silvia Baccino pasó a conformar en el 2009 el bloque de Peronismo Federal que se había agrupado con Unión Celeste y Blanco, el partido de De Narváez, junto a los concejales referenciados en la Cooperativa Eléctrica local Alberto González y Carlos Salomón.
    Dado este panorama, por un lado habrá una polarización de un bloque mayoritario, en un escenario político parecido al de las primarias pasadas, que sería Nuevo Zárate. Luego quedará un abanico de varias fuerzas, Zárate de Pie, y alguna otra agrupación que llegue a realizar una buena elección.
    No obstante dicho escenario político, hay rumores de que el Frente para la Victoria buscará reagruparse. Huergo del PJ y García Cosentino del FpV sería la primera alianza estratégica que se generaría como primer paso. A pesar de que provienen de corrientes peronistas diferentes.
    A su vez Huergo, también de cercana relación con Zárate de Pie, haría el lugar para que ingresen los nuevos concejales que puedan llegar del FpV.
    De esta manera, y suponiendo de que la lista de Mangini salga segunda pero ingrese dos concejales, quedaría Huergo, García Cosentino, Silvio Zúrzolo y Renato López con el sello PJ. Claro que está la posibilidad de que también Alberto González y Carlos Salomón formen parte de este bloque por su estrecha relación con la CEZ.
    De suceder esto, el caso de González sería llamativo porque sería la tercera agrupación política que cambia. Primero con De Narváez en Unión Celeste y Blanco; ahora está con Duhalde ya que apoyó la candidatura de Jorge Blanco; y hay posibilidades de que apoye a Zárate de Pie en el Fpv. Todo esto en menos de dos años. El caso de Salomón sería parecido, de concejal denarvaista a kirchnerista.
    En el mejor de los panoramas, y respetando los resultados del pasado domingo 14 de agosto, el 2012 los encontrará reunidos, no unidos, y dominados ya que perderán fuerza ante la mayoría de concejales de Nuevo Zárate.
    Por el momento son todas suposiciones a pocos días de haber pasado las primarias, aunque se están dando muchas charlas dado que hoy faltan nada más que dos meses para las generales de octubre.

    LA SITUACION DEL P.J.

    Como todo partido, el PJ es orgánico y posee un consejo directivo elegido por los propios afiliados. En este  caso, los cargos duran cuatro años y se eligieron en noviembre del 2008, por lo que tienen vigencia hasta noviembre del 2012.
    En ese año, quizás fue el primer intento de regularizar la situación del PJ local, convocando a todas las fuerzas para que ocupen el consejo directivo luego de perder la intendencia en manos de Cáffaro.
    Finalmente se presentó una lista única, la cual contó con integrantes referenciados en la CEZ, en la Pablo Prader, de la corriente de Bernués, de Fox, de Bassi y de otras agrupaciones. Una de las promesas fue institucionalidad y una política de “puertas abiertas”.
    La lista se denominó “Peronismo para la Victoria. Kirchner Conducción” y los nombres que la integran son Edda Acuña, Roberto Huergo, Abel Furlán, Pedro Marchiori, Javier Yagode, Adalberto Bracconi, José Luis Porrone, José Luis Torres, Jorge Kualich, José Luis Silvestrin, Ana Almirón, Solana Bacci, Héctor García Cosentino, Nicolás Soldatich y Delifonzo Prado. Como congresales titulares fueron nombrados Eduardo Fox, Pedro Bassi, Hugo Bacci y Abel Furlán.
    Más allá de que Fox hoy esté con Duhalde y que haya nombres que no estén militando activamente, éstos son los nombres del PJ local y quienes tienen la responsabilidad de conducir al partido.
    Como si fuera poco, tampoco hay un “líder natural” que pueda agrupar a todas las mencionadas corrientes. Las internas para definir al candidato peronista no fueron lo que todos esperaban ya que ninguna agrupación de las que participó, hoy en día, estaría dispuesta a apoyar a la lista de Zárate de Pie. Solamente lo estaría Martín Pérez, quien fue con la lista 678 apoyando a Ishii como gobernador el pasado 14.
    El PJ vive una crisis de arrastre de hace varios años, algunos no dudan en signarla a partir de la muerte del ex intendente Morano.El amplio abanico de listas del PJ en las primarias es consecuencia de esta crisis en el marco de un PJ con las puertas cerradas, de la falta de reuniones cada treinta de su Consejo Directivo, tal como lo establece su reglamento interno, del hermetismo que reina y de la unilateralidad con que se manejaron cuestiones claves.
    Cuando se habla de la institucionalidad de los partidos y de la militancia, el ejemplo del PJ local, por lo menos en los últimos cuatro años, no es sinónimo de esto. Este rol le quedó solamente a las agrupaciones; quienes emprendieron iniciativas aisladas del apoyo de la conducción del PJ.
    El último capítulo que se adosa a este derrotero es “la entrega de la llave” por parte del PJ a la lista de Zárate de Pie. “Edda Acuña les dio la llave del PJ sin llamar a una reunión antes del Consejo Directivo. A todos los que quieren que las primarias parezcan una elección general les decimos que tampoco son una elección interna del PJ, sino del Frente para la Victoria. El partido Justicialista es una fuerza dentro del FpV”, expresaron desde una de las listas que compitió en las pasadas internas.
    Más allá de las elecciones de octubre, el PJ seguirá en esta situación en tanto no se convoquen a reuniones de su consejo directivo y no se accione orgánicamente; por lo menos en este período eleccionario donde la presentación de seis listas del peronismo “K” en la interna marcó, para muchos, un punto de inflexión.

    Pintadas de Mangini en la sede del PJ.