• Hoy 21 - Zárate - 5.9° / 7.9°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 47%
  • “Falta un trabajo mancomunado entre Municipio, policía y entidades civiles”

    28/11/2012

    Días atrás, en la ciudad de Escobar se llevó a cabo una reunión de foros vecinales con autoridades policiales.
    Allí, representantes de los foros vecinales de seguridad de Escobar, Zárate, Campana y Garín se reunieron con las máximas autoridades policiales de la región, a las que le trasladaron temas inherentes a la problemática delictual de estos cuatro distritos.
    Del encuentro, realizado en la Cámara de Comercio de Escobar, participaron el Superintendente de Seguridad de Zona Norte, comisario general Osvaldo Castelli, el titular de la Departamental, Gerardo Capozucca, y los jefes distritales de los municipios que conforman el Interforo.
    Uno de los acuerdos alcanzados en la reunión fue dar amplia difusión a la inscripción de aspirantes a la Escuela de Policía, algo clave para hacer frente al crónico problema de falta de personal de la fuerza. Los interesados podrán anotarse en la comisaría de su localidad.
    “El Comisario General Castelli nos trasladó su apoyo incondicional a cada uno de los tres foros y nos recalcó la importancia que tenemos como entidad civil encargada de coordinar acciones con la fuerza pública, con los Ejecutivos y con la sociedad en general. Entre todos consensuamos que lograr la instalación de una escuela de policía sería fundamental y por tal razón Castelli y la Jefatura Departamental están gestionando dicho proyecto. De esta manera, todos los aspirantes que egresen serán distribuidos en cada uno de los partidos de la Departamental. Cabe recordar que la falta de efectivos es un problema que tenemos los tres partidos, Zárate, Campana y Escobar por igual y por eso es una gestión que piensan llevar adelante”, expresó el titular del Foro de Seguridad de Zárate, Miguel Soto.
    “Luego las problemáticas son similares, y los hechos de inseguridad son comunes. No obstante, Campana y Escobar están más organizados y la policía, el municipio, el foro de seguridad y las áreas de prevención ciudadana funcionan de manera integrada. Campana y Escobar readecuan sus recursos en función de un mapa del delito, tratando de cubrir las cuadrículas de patrullajes, estando atentos a zonas periféricas críticas; algo que lamentablemente no registramos en Zárate. Las pruebas están a la vista pero desde el Ejecutivo no se abren a que otras instituciones puedan participar y aportar en el diagrama de un plan de acción. Hoy está claro que la situación los sobrepasa”, opinó Soto.
    Y puso el ejemplo de los móviles. “el claro ejemplo son los móviles. Antes la responsabilidad era de la policía y hoy la responsabilidad de mantenerlos y de abastecerlos de combustible es del municipio. Sin embargo no se reparan los móviles, a veces no hay nafta y es evidente que no estamos mejor que antes porque en el mejor de los casos, funcionan tres móviles. Tampoco hay coordinación entre la policía y la DPU y los coches rotos no se reparan. Encima si el Ejecutivo no se abre y no acepta la ayuda de toda una sociedad civil que quiere participar activamente la situación va de mal en peor. Respecto a los foros, en las otras ciudades hay un trabajo en conjunto, hay apoyo del Ejecutivo a la policía y a los foros pero parece que en Zárate no entienden que en esto estamos metidos todos”, agregó el titular del foro de seguridad.

    Moviles policiales rotos y sanciones

    “Claro, también está la otra parte del problema, aquellos oficiales que rompen los móviles. Ya que si se entregaron 42 patrulleros y solamente funcionan tres en la Comisaría Primera, algo está pasando. Entonces cuando no es justificado el rompimiento de los móviles, tiene que haber sanciones disciplinarias para los efectivos. Me podrán decir, si hay sanciones nos quedamos con menos policías aún, pero no le sirven a la comunidad quienes rompen los móviles a propósito. Si es en una emergencia, en una persecución, ante un llamado urgente se justifica, pero no por negligencia del personal. Por otro lado, tampoco puede ser que se rompan tantos móviles y no se reparen; más aún cuando hoy la responsabilidad es del municipio que debe encargarse de la seguridad”, aseguró Miguel Soto, presidente del Foro de Seguridad local.
    Por último, destacó, “muchas veces escuchamos decir que los policías salen de hacer su guardia en la Comisaría y siguen haciendo horas core en empresas privadas o en establecimientos públicos. Entonces sería bueno que el propio Ejecutivo les pague la suma equivalente a la que le pagan en otros lugares privados o públicos y se queden haciendo una guardia extendida en la comisaría. O mejor aún, en las camionetas de la DPU. Soluciones hay muchas, el reordenamiento de los recursos y de los oficiales también es posible porque hay cerca de 110 agentes trabajando por turnos en la comisaría, una cifra que nunca llegó a tener la dependencia local. Y sin embargo no se pueden ni siquiera cubrir las cuadrículas por falta de móviles. Esto habla, nuevamente, de una falta de capacidad de organización y de acción del Ejecutivo, responsable ahora de la seguridad y del mantenimiento de los móviles”, concluyó Miguel Soto.