• Hoy 1 - Zárate - 12.1° / 13.6°
    • Despejado
    • Presión 1017 hpa
    • Humedad 77%
  • La desforestación vinculada al avance de los camalotes

    26/1/2016

    La llamativa postal que puede verse en las costas del Paraná, en Puerto Madero, la costanera norte, Quilmes y Tigre y otras localidades costeras parece atractiva, pero tiene un origen preocupante. Desde Greenpeace alertaron que la deforestación de los bosques y las inundaciones están detrás de la masiva llegada de los camalotes que traen culebras, yararás y nutrias.
    El coordinador de Campañas de Greenpeace Argentina, Gonzalo Strano, explicó que “esos camalotes naturalmente se encuentran en zonas del litoral. El desmonte de los bosques del NOA y del NEA de nuestro país, además del arrastre del desmonte original del Amazonas, permitió que las aguas crezcan, arrastrando todo esto y trayéndolo sin ningún tipo de freno natural hasta el puerto de Buenos Aires”.
    Con respecto a la directa relación entre la deforestación y las inundaciones, Strano destacó a que “no es casual que, cuando uno superpone el mapa de las inundaciones con el de la deforestación, coincidan plenamente. El bosque es una gran esponja natural que, al no existir, permite que las aguas pasen directamente sin ningún tipo de absorción”.
    En relación a esta problemática, el representante de Greenpeace fue tajante al advertir que “al ritmo que vamos, en 100 años no va a quedar un solo árbol en la Argentina y esto trae consecuencias”.

    PREOCUPANTES PERDIDAS EN BOSQUES PATAGÓNICOS
    Greenpeace también alertó que sólo en cuatro meses del año pasado, 60 mil hectáreas de bosques de las provincias de Chubut, Río Negro y Neuquén fueron destruidas por incendios.
    La ONG expresó “su profunda preocupación por un nuevo incendio en el Parque Nacional Los Alerces” y, mediante un comunicado, reclamó “un aumento significativo del presupuesto para la aplicación de la Ley de Bosques y el Sistema Nacional de Manejo del Fuego”.
    Además, advirtieron que la Argentina está entre las diez naciones que más deforestaron los últimos 25 años, a razón de 300.000 hectáreas por año. “Nos encontramos ante una verdadera emergencia forestal”, concluyeron desde la organización.

    camalotes