• Hoy 28 - Zárate - 27.4° / 30.3°
    • Nublado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 61%
  • Parada técnica de Atucha II: Se avanzó con el 48% de los trabajos programados

    13/11/2020

    Unas 1256 personas están afectadas a las obras en una extensa parada técnica de Atucha II; la cual comenzó en octubre y se extenderá hasta mediados de diciembre. Es por ello que la Central Nuclear permanecerá “fuera de servicio” en este tiempo, durante todo el verano se iniciarán las pruebas y paulatinamente volverá a dotar de energía al sistema interconectado nacional esperando que, tras esta parada técnica, se le permita llegar al 100% de su potencia para mediados del 2021.
    El desafío no es sólo técnico para la empresa Nucleoeléctrica Argentina SA, que administra y opera la central, sino también logístico y sanitario porque decidió llevar a cabo estas tareas en plena pandemia movilizando trabajadores y afectando a un total de 1256 personas, entre obreros que se incorporaron, personal técnico y administrativo y otros profesionales, como 20 ingenieros y especialistas técnicos que llegaron a la Argentina y que vienen a certificar, de parte los fabricantes de piezas y equipos, las tareas de mantenimiento y las reparaciones por las garantías internacionales vigentes. O sea que afectó a su personal propio, los cuales muchos de ellos realizan tareas desde sus viviendas, y a otros nuevos que se incorporaron a la planta o vía remota.
    En total, se tiene planificado desarrollar 4200 tareas diferentes en toda la planta, la cual permanece parada. Precisamente durante estas “paradas técnicas programadas”; se realizan tareas de mantenimiento que no pueden hacerse con la central operando. Además, se llevan a cabo pruebas de sistemas y componentes, inspecciones, mantenimientos preventivos y correctivos.
    En este marco, hay tres tareas importantes que se van a desarrollar; la inspección de los tubos de generadores de vapor, una revisión del interior del reactor y de la bomba principal de refrigeración y el chequeo de los canales refrigerantes. “Calculamos que el desarrollo de estas tareas implicarán 870 mil horas/ hombre”, explicó Lucas Castiglioni, miembro del directorio de Nucleoeléctrica Argentina. También confirmó que avanzarán en una modificación de las instalaciones de la planta en el marco de diferentes obras civiles externas a lo que es el edificio propio del reactor para ganar comodidades y funcionalidad del predio.
    En este sentido, destacó que NASA es la que realiza la supervisión general de las obras, así como fue la propia empresa estatal quien terminó de construirla e inaugurarla y, que actualmente, también la opera.
    El 26 de mayo de 2021 la central deberá renovar su licencia de operación. Y es en virtud de ello que se realiza esta paraday la voluntad de la empresa de elevar su potencia y alcanzar el 100%, por primera vez desde su inauguración.

    NASA registro 138 infectados

    La empresa Nucleoeléctrica Argentina confirmó que ha tenido 138 casos de Covid-19 positivos desde iniciada la pandemia. Unos 15 casos activos; 2 Atucha, 12 en Embalse y 1 en sede central (Capital Federal). Asimismo se recuperaron 123 trabajadores; 36 en Atucha, 74 en Embalse y 13 en sede central. Un total de 138 casos totales; 38 en Atucha, 86 en Embalse y 14 en sede central.
    “Nucleoeléctrica Argentina sigue con atención la evolución de los casos y continúa trabajando en la aplicación de los protocolos y medidas necesarias para garantizar el cuidado de todo el personal. Desde el comienzo de la pandemia, Nucleoeléctrica asumió el compromiso de mantener informado al personal y a la comunidad sobre la evolución de la situación en nuestra empresa. Las tres plantas cumplen con todas las normas y estándares nacionales e internacionales y se encuentran operando con cantidad reducida de personal en forma presencial, que trabaja bajo estrictas normas de seguridad e higiene. A su vez, Nucleoeléctrica Argentina está en permanente contacto con organismos nacionales e internacionales del sector, con el objetivo de mantenerse alineada a las medidas que están tomando otros operadores nucleares del mundo”, expresa el comunicado oficial de la empresa.
    En cuanto a las medidas de bio-seguridad en el marco de la pandemia y específicamente a raíz de la parada técnica de Atucha 2, se reforzaron las “guardias de prevención”.
    Con esta obra, NASA también está erradicando otro mito el cual, cuando retomó sus actividades Toyota, todos miraban de reojo o con cierta duda. Claramente se puede trabajar conviviendo con el Covid-19. Se puede movilizar cientos de personas teniendo en cuenta los protocolos, que para eso existen.
    Y en este sentido, NASA montó un esquema novedoso, incorporó trabajadores para conformar una “Guardia de Prevención”, en realidad de reforzar estas guardias ya existentes.
    Estas guardias constan de un grupo de trabajadores que se encarga de sanitizar y recomendar todo el tiempo a los trabajadores y en los lugares de trabajo las normas sanitarias correspondientes para evitar la propagación del Covid-19 en zonas comunes.