• Hoy 30 - Zárate - 21° / 22.7°
    • Despejado
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 34%
  • Rosas blancas: la pureza de sus flores engalanan la Costanera sur

    14/11/2020

    El mundo de los rosales es tan amplio como fascinante. Hay una variedad incontable de formas, colores y hábitos de crecimiento, de manera tal que cualquier rincón soleado de un jardín o de un paseo podría encajar con alguna rosa del catálogo.
    En el sector Sur de la Costanera zarateña, hay hermosos canteros de rosas blancas, la Rosa Iceberg, por lejos la variedad más cultivada a los fines paisajísticos por su increíble floración a principios de primavera de tupidas flores blancas que a la lejanía parecen ovejas pastoreando el jardín.
    Una muy buena elección para embellecer el paseo junto al río ya que es una especie que crece vigorosamente y sólo precisa una poda ligera cada año entre el otoño y finales del invierno para extraerles ramas secas, o contenerle la forma en caso de que se haya extendido mucho. Se cultivan a pleno sol y funciona bien en grupos tupidos que acapararán toda la atención durante la floración plena, algo que puede ser buscado , como en este caso, para llamar la atención en un punto durante una época concreta del año.
    La Rosa Iceberg, es un despliegue de belleza que nunca pasa desapercibida a los ojos de nadie, por eso que bien vale un paseo por la Costanera sur caminando entre estos canteros dobles y admirando este hermoso jardín de rosas blancas, símbolos de la primavera, del romance y de la alegría.
    SU ORIGEN
    Es una flor moderna, fue creada en Alemania en 1958 a través de injertos y pensando en la decoración urbana por su gran resistencia y el aguante de la sequía. Fue premiada con la medalla de oro a la rosa favorita del mundo en muy poco tiempo, en 1983, lo que la llevó al Salón de la Fama de las rosas.
    También es conocida con el nombre del lugar donde se produjo, Rosa Korbin, en Francia la bautizaron como «Fee des Neiges» y en su Alemania natal como Schneewittchen.