• Hoy 8 - Zárate - 18° / 18.5°
    • Nublado
    • Presión 1026 hpa
    • Humedad 58%
  • “Estamos preparados, la idea es evitar los hacinamientos de personas”

    12/2/2021

    A partir del decreto presidencial de marzo de 2020, que marcó legal y oficialmente el inicio de la pandemia, el servicio de transporte público de pasajeros se vio directamente afectado.
    La empresa que administra tal servicio es una Sociedad Anónima Municipal (SAPEM); y mantiene 11 micros por la mañana y otros 10 a la tarde. Como si fuera un “esquema de feriado reforzado”, ya que las unidades comienzan su recorrido a las 5:30 AM para levantar a trabajadores de las actividades consideradas “esenciales”, algo que no ha variado desde el inicio de la cuarentena a partir del decreto de aislamiento y luego de distanciamiento obligatorio.
    Pero lo concreto es que sólo un 10% del pasaje son transportados en la actualidad; teniendo en cuenta el volumen de pasajeros del 18 de marzo, días previos a la cuarentena. O sea que tuvieron una merma del 90%. No obstante, a partir de diciembre esta merma fue atenuándose y hoy los números de pasajeros transportados repuntaron, pero a los fines de la rentabilidad y el funcionamiento financiero de la empresa siguen siendo deficitarios. Y es el Estado municipal quien sale a financiar el desfasaje económico que se vio en el transporte durante todo el año pasado.
    En cada micro viajan dos choferes, uno maneja y el otro oficia de guarda, pidiendo los permisos correspondientes a quienes viajan en los asientos de acuerdo a los protocolos sanitarios vigentes y estableciendo un riguroso esquema de limpieza y desinfección de los micros en las terminales. Cada pasajero debe dejar un asiento libre para mantener la distancia interpersonal.
    Pese a la situación, aclararon desde la SAPEM, que se sigue manteniendo al plantel de empleados que alcanza a noventa personas, entre choferes, mecánicos, chapistas, administrativos, inspectores y otros empleados.
    Vuelta a clases
    Sin embargo ahora la situación parece que cambiará a partir del primero de febrero; ya que se está preparando un nuevo esquema para el regreso a las clases.
    Según se prevé, las clases se fraccionarán en dos días a la semana. Y para ello, la SAPEM Transporte municipal ya previó disponer de más coches en los dos días que el gobierno bonaerense establezca.
    Cabe señalar que no habrá transporte escolar y que el alumnado deberá viajar en los micros de línea desde su casa hasta los colegios y viceversa.
    “Estamos aguardando nuevas directivas del ministerio de Transporte de la Nación y de la secretaría de Transporte de la provincia para ver cómo continuamos. Por lo pronto, estamos preparados para responder a la demanda que podría haber ya que la idea es evitar los hacinamientos de personas”, subrayó el titular de la Sapem Transporte, Aldo Morino.
    Por último anticipó que, dados los plazos muy cortos antes del reinicio de clases y la situación de pandemia, evalúan que todos los pases escolares tramitados el año pasado, y que posibilitan que el alumnado viaje gratis, se extiendan sin fecha de vencimiento a lo largo de este año.

    Los micros del SIT se preparan para el regreso de las clases y transportar a la comunidad educativa.
    A %d blogueros les gusta esto: