• Hoy 15 - Zárate - 5.8° / 7°
    • Nublado
    • Presión 1027 hpa
    • Humedad 75%
  • Se colocarán nuevas fotomultas en el Partido

    31/5/2021

    El 9 de septiembre del año pasado ingresó este proyecto municipal al Concejo Deliberante. Se trata de una cooperación institucional, asistencia técnica y capacitación en materia de seguridad vial con la correspondiente elaboración de un Plan de Seguridad Vial Municipal.
    El convenio establece, antes que nada, un acuerdo de “confidencialidad”, y ningún dato podrá ser publicado sin el consenso del Municipio y la universidad sobre las tareas y los estudios que se hagan en el Partido. Y otro dato, el convenio tiene una duración de cinco años, no obstante, podrá ser rescindido antes.
    En este marco, la Universidad de San Martín (UNSAM) fue habilitada por el Ejecutivo municipal para colocar nuevas fotomultas en el casco urbano de la ciudad, con lo cual generará más control y por ende más recaudación.
    De hecho algunas de las tareas que desarrollará la casa de estudios es el monitoreo del transporte público y privado, diseñar e implementar políticas para la mejora de la seguridad vial, detectar transgresiones a las normas de tránsito y procesar las actas respectivas para su notificación a los infractores.
    Por otro lado, se centrará en las capacitaciones continuas sobre seguridad vial a agentes municipales, funcionarios de gobierno y público en general.
    INSTALACION DE CAMAPARAS Y CALIBRACION DE EQUIPOS
    En estos momentos, y según informó el secretario de Gobierno municipal Juan Manuel Arroquigaray, el convenio con la Universidad de San Martín sigue en pie. “A partir de este convenio la facultad comenzará con todos los relevamientos que necesitan para diagnosticar el tránsito y la circulación de forma coordinada. Más allá de la pandemia, tal programa se viene ejecutando en diferentes etapas. Por el momento, comenzaron con la instalación de cámaras de fotomultas y se está procediendo a la calibración de equipos. A la par, se lanzará una campaña de difusión e información”, confirmó el funcionario municipal.
    En el marco de la incorporación de tecnología, y más allá de las fotomultas, se instalarán más de cien cámaras que controlarán el tránsito local y en los accesos a la ciudad habrá lectores de patentes; algo que en teoría ya se había instalado en avenida Lavalle y Antártida Argentina pero que no funcionan.
    Finalmente, el financiamiento del programa surgirá de la propia recaudación de las multas, por ello el apuro por colocar primero las cámaras que monitorearán las velocidades máximas permitidas, la invasión de sendas peatonales y el estacionamiento indebido en toda la ciudad.
    Según el programa, la provincia de Buenos Aires se acreditará el 20% del total de las multas labradas en el Partido de Zárate y el restante 80% será repartido entre la universidad de San Martín y el municipio en el orden del 80% para la casa de altos estudios y el restante 20% para la Comuna.
    Una foto multa es un tipo de sanción aplicable a los conductores que infrinjan el reglamento de tránsito, estas operan a través de imágenes que son captadas por cámaras en puntos estratégicos de la ciudad.
    En Zárate, algunas están ubicadas en Avenida Lavalle, la Ruta Provincial Nº 6 y la Avenida Antártida Argentina.

    Fotomulta instalada hace varios años en Avenida Lavalle

    El convenio anterior con la Universidad de Rosario

    En el año 2009 el Municipio pidió asesoramiento a la Universidad Nacional de Rosario (UNR) para realizar un relevamiento y diagnóstico en el Partido de Zárate con el objetivo de confeccionar un nuevo programa de seguridad vial, y así mejorar el tránsito mediante campañas de concientización, mejoras en la infraestructura, monitoreo y una consultoría permanente. Y si bien algunas cosas se lograron llevar a cabo, el tránsito está lejos de mejorarse por varios motivos y actores con responsabilidades.
    Muchos fueron los factores por las cuales se llegó a esta realidad de tener un tránsito complicado, especialmente en las horas pico: el estacionamiento de vehículos en rampas de discapacitados, alta velocidad y picadas urbanas, motociclistas sin casco, muy pocos automovilistas que utilizan el cinturón, vehículos en doble fila permanente, caos en el ingreso y egreso de los colegios, apatía por el peatón y sus derechos y el estacionamiento de autos sobre la vereda.
    En todos los casos, el responsable son las personas, pero también faltan controles; la extensión de la red de semáforos se frenó y se ven circulando tránsito pesados y colectivos de fábrica por el casco urbano. A la par, el parque automotor fue creciendo exponencialmente a raíz de los años de primavera económica kirchnerista que duró hasta el 2014.
    Sin embargo, el Municipio volvió a la carga para que otra casa de altos estudios como la UNSAM realice un diagnóstico y colabore en el mejoramiento del tránsito en la ciudad. En este caso fue aún más lejos, le pidió a la Universidad de San Martín que elabore un programa de seguridad vial y, de esta manera, avanzar en el reordenamiento de la ciudad.

    A %d blogueros les gusta esto: