• Hoy 29 - Zárate - 12.9° / 14.5°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 52%
  • Se espera que las obras públicas avancen con mayor intensidad

    19/8/2011

    De acuerdo al análisis del intendente Osvaldo Cáffaro, que el electorado, haya ratificado su gestión al frente del Municipio, está directamente relacionado con el cambio infraestructural y estético que impulsó en 2007 en el distrito.
    Conforme a esa lectura del mandatario municipal, con la inyección de obras en la ciudad, en su mayoría financiadas por organismos nacionales o provinciales, los vecinos vieron una realidad que era posible después de varios años de anquilosamiento.
    Algunas retomaron, al igual que a mediados de 2009 cuando se llevaron a cabo las elecciones legislativas, un renovado impulso en las últimas semanas antes de las primarias pero parecieran haber vuelto a marchar al mismo lento ritmo que antes. Cabe mencionar que en su mayoría han sobrepasado el plazo estipulado en los pliegos de concesión.
    La repavimentación de Lavalle es un ejemplo. Falta la iluminación central, la colocación de canteros –solo se colocaron en dos cuadras, en sentido Campana-Zárate-, las bicisendas, obras complementarias que habían sido anunciadas, incluso dadas como un hecho pocos días antes de los comicios. Se sumó, y sí se concretó, la repavimentación de la arteria entre Pellegrini y Mitre, y se pintaron las sendas peatonales y los cordones de amarillo, luego quedo se frenó nuevamente.
    Los 2800 metros lineales de defensa costera a través de un tablestacado, aún sigue sin concretarse. Aún así, se inauguró el Paseo de la Ribera que forma solo una parte del proyecto que había sido presentado.
    La nueva terminal de ómnibus en la zona de la rotonda sigue siendo un punto pendiente. Desde el año 2008, cuando se cerró la de Brown y Rómulo Noya y se abrió provisoriamente en la ex estación de trenes Urquiza, los vecinos esperan contar con una terminal a la altura de un distrito como Zárate. No obstante, según trascendiera de fuentes oficiales tiempo atrás, vale decir que esto no daría la solución que esperan los cientos de vecinos que viajan a diario a las principales localidades con centros académicos o laborales de la región ya que se trataría de un parador para colectivos de larga distancia.
    Algo que se relaciona directamente con el punto anterior, no solo porque allí funcionara la terminal durante varias décadas, sino porque, además, la misma empresa constructora fue adjudicada a la obra, es la ejecución del Centro Cultural Municipal. La edificación llegó hasta el techo de la primera planta y allí quedó, no avanzó un solo metro más.
    El Parque Central Urbano, proyecto que generó varias controversias con el ámbito legislativo local que no aprobó el endeudamiento que se pretendía desde el Ejecutivo para llevarlo a cabo, pareció avizorar su inicio. El intendente, tras el conflicto con el Deliberativo por este tema, aseguró que se construiría de todas maneras porque contaba con otro mecanismo de financiación. Días antes de las primarias, un importante movimiento de tierra se observó en el zanjón del Urquiza, imagen que quedó congelada al menos hasta ayer.
    Con la presencia del ex presidente Néstor Kirchner, se inauguraban has más de dos años obras de pavimentación en Villa Angus. Las mismas formaban parte de más de un centenar de cuadras de asfalto integradas en un plan nacional que no fue concluido, aún, en su totalidad. En distintos barrios, como Villa Carmencita, días previos a las últimas elecciones se concretaron algunas de las arterias que restan y que permitieron cerrar distintos circuitos de circulación vehicular aunque todavía no fueron habilitadas.
    Cabe mencionar que muchas calles pavimentadas, en el contexto de este programa entre 2009 y 2010, sufrieron inconvenientes –inundaciones, grietas-, hecho que motivó distintos pedidos de informes por parte del Concejo Deliberante al Ejecutivo por la falta de control en el desarrollo de las mismas.
    El primer tramo del ensanche y repavimentación de Antártida Argentina fue concluido por financiarse con fondos municipales provenientes del adelantamiento de industrias de la zona en concepto de tasa de Seguridad e Higiene. La segunda fase, también inició con un fuerte impulso este año electoral. Continúa, pero lenta su concreción.
    A esta lista de obras inconclusas, se le suman otras menor envergadura encaradas por el Gobierno municipal que aún no han podido ser inauguradas. Quizás, el “voto de confianza” que el electorado zarateño otorgó a la gestión tenga que ver con un deseo de ver concretado todo en un corto plazo.